Con un comunicado de prensa la Federaciones de Distribuidores de Insumos Agropecuarios (FeDIA) expresó la necesidad recurrir al diálogo y el consenso como principio básico e indispensable, para lograr una política agropecuaria y agroindustrial que contemple una mirada estratégica e integrada.

Los Distribuidores de Agroinsumos, somos un eslabón clave. Queremos formar parte, escuchar y aportar propuestas, porque el sector agropecuario y agroindustrial, necesita una política integrada y estratégica, que definitivamente nos ubique en un lugar destacado en el mundo, para el bienestar y el progreso de todos los que habitamos nuestra amada República Argentina. Menciona el texto distribuido a la prensa nacional. 

Asimismo nuestra organización recordó en el escrito las tensiones que la Resolución 125 trajo aparejado en el pasado.    

Hace 11 años las tensiones entre el Gobierno y el sector agropecuario provocaron situaciones no deseadas y heridas que aún hoy persisten. La ausencia de diálogo y la virulencia en los hechos provocaron un penoso enfrentamiento.     

El impacto económico durante ese período, marcado por la desconfianza, también tuvo consecuencias.    

En cuanto al impacto en la actividad económica, el conflicto de la 125 trajo aparejado atraso productivo y desinversión, sintiéndose afectada no solo la cadena de servicios y tecnologías vinculadas al agro, sino también las economías de subsistencia locales.

 

Lejos de querer ver resurgir un escenario similar, los Distribuidores de Agroinsumos deseamos que lo bueno realizado por las diferentes administraciones y lo malo, que indefectiblemente no debemos repetir, sean experiencias rescatadas para encontrar caminos más eficientes, atendiendo las necesidades que tiene nuestro país, pero sin limitar el desarrollo y capacidad productiva del campo argentino y sus cadenas de valor.